Patrimonio Cultural

El Patrimonio Cultural del Valle del Nansa y Peñarrubia, reconocido legalmente, se ampara en la Ley 11/1998 de Patrimonio Cultural de Cantabria.

El Patrimonio Cultural del Valle del Nansa y Peñarrubia, reconocido legalmente, se ampara en la Ley 11/1998 de Patrimonio Cultural de Cantabria. En ella se considera Patrimonio Cultural al conjunto de bienes muebles, inmuebles e inmateriales que se relacionan con la cultura y la historia de Cantabria, que dan testimonio de la trayectoria histórica y de la identidad de Cantabria y constituyen aportaciones de su tierra y de sus gentes a las culturas española, europea y universal. La Ruta Lebaniega, que pasa por el Valle del Nansa, es una de esas manifestaciones de la cultura europea medieval y del proceso de aculturación de doble dirección entre Europa Occidental y la Península Ibérica.

Este tipo de patrimonio se inscribe en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria y lo integran tres tipos de bienes:

  • Bienes de Interés Cultural (BIC): Torre (Cabanzón en Herrerías), Iglesia de Santa Juliana (Lafuente en Lamasón), Ruta Lebaniega (Herrerías y Lamasón), Torre de Linares (Linares en Peñarrubia), Torre de Rubín de Celis (Obeso en Rionansa), el Conjunto Histórico de Tudanca, y la Cueva de los Marranos (Lamasón) y las Cuevas de Chufín, Micolón y Porquerizo (Rionansa).
  • Bienes de Interés Local (BIL): Puente de La Herrería en Rionansa.
  • Bienes Inventariados (no son ni BIC ni BIL): Casa y capilla La Casona, y Casa La Torre (ambos de Cosío en Rionansa).

Independientemente de esta distinción jurídica a efectos de protección, los bienes inmuebles pueden ser clasificados en alguna de las siguientes categorías: Monumento, Conjunto Histórico, Lugar Cultural, Zona Arqueológica o Lugar Natural. A su vez se determinan varios tipos de Lugares Culturales: Jardines Históricos, Sitios Históricos, Lugares de Interés Etnográfico, Paisaje Cultural, Rutas Culturales, Museos, Archivos y Bibliotecas.

Conjunto Histórico de Tudanca (Tudanca, Tudanca)

Tudanca constituye un núcleo urbano sobresaliente, declarado Conjunto Histórico Artístico en 1982. Destacan la Casona y la iglesia de San Pedro

Cuevas de Chufín, Micolón, Porquerizo y Marranos (Riclones, Rionansa)

Conjunto de cuevas con arte Paleolítico presentes en el valle medio del Nansa.

Megalitos del collado de Sejos- Cuquillo (Uznayo, Polaciones)

Conjunto de monumentos megalíticos y de representaciones esquemáticas localizado en los Collados de Sejos

Ferrería y molinos de Cades (Cades, Herrerías)

Accionada con aguas del río Nansa en Cades (Herrerías), su construcción data de 1752. Un siglo después había dejado de funcionar. Es la única restaurada en Cantabria.

Ruta Lebaniega (Cabanzón, Herrerías)

Itinerario que, a través del valle del Nansa, la comarca de Liébana y la cordillera Cantábrica, une dos ramas del camino de Santiago: el de la Costa y el Francés.